Seguidores

29 jul. 2015

Pasa el relevo

Piedras lamidas que ocultaban lo que había debajo de ellas, el tiempo transformaría en verdad la mera apariencia. Los días sucesivos, convertidos en semanas, meses, años, decadas, siguieron sin perturbar la superficie que la suposición había creado. Aquellas letras grabadas en las piedras se convirtieron en imagen de la muerte.

Comparte esta entrada

votar

7 comentarios:

Jordi lópez pérez dijo...

Me gusta la textura que has conseguido con este BN, Enrique. Buen trabajo!!!
Un abrazo.

josep dijo...

Piedras eternas, o casi.
Excelente captura.
Un abrazo Enrique

Luis Serrano dijo...

Todo permanece quieto, en silencio sin que ningún estimulo perturbe la paz de los muertos.
Un abrazo

Miguel dijo...

Un blanco y negro muy adecuado para la temática, un tanto tétrica e inquietante.
Un abrazo,

Montse Martínez Ruiz dijo...

Creo que has hecho un juego de texturas para tapar el nombre del difunto de la lápida y la verdad es que has conseguido una buena imagen.
Un abrazo!

Ana Manotas Cascos dijo...

Siempre me han gustado este tipo de fotos, aunque me resulten tristes, sinceramente mi mas sincera enhorabuena que has sabido verla.
Un abrazo

jackie trujillo dijo...

Hermosa y triste foto... lugar donde descansa una lágrima y un pedazo del alma de todo aquel que amo a ese ser que un día en silencio solo partió..
Te dejo un abrazo...

Publicar un comentario