Seguidores

7 may. 2011

Jugando con la luz

Una tarde ociosa, una lampara, dos pantallas blancas, tres tenedores, un poco de paciencia, muchas fotos disparadas, otras tantas desechadas y este es el resultado, a ver que os parece.

Detrás de ellos se sumerge la luz y aparece la oscuridad, deriva del blanco hacia el gris, disolviéndose en negro.


Unos filtros, luz directa en su misma línea, y se van difuminando gradualmente.





La luz sigue ahí aferrada, dando pequeñas sombras.
La sombra no existe; lo que tu llamas sombra es la luz que no ves. (Henri Barbusse).



Algún brillo,  algún reflejo, escasas sombras difuminadas, la imparcialidad de la luz se hace presente, que en silencio los ilumina.


Una luz brillando para los solitarios, una lampara con luz única, un encuadre mágico, que los hace grandes a los ojos.




Dejar la caída de las sombras, sobre un fondo blanco, la verdad está ahí tras ellas, fiel reflejo de lo que está.
Este es el resultado ni más ni menos que mi desvarío de un sábado por la tarde

Así como los ojos de los murciélagos se ofuscan a la luz del día, de la misma manera a la inteligencia de nuestra alma la ofuscan las cosas evidentes.
(Aristóteles)




6 may. 2011

Libertad

En su vuelo sospechaba que la libertad, su la libertad
no se encuentra en su elección, sino más bien en la del resto 
cada uno es libre a su manera.

5 may. 2011

Hora de regresar

Ría de Pontevedra.-
En una final de la tarde, cuando sin la fuerza del sol se oscurecen los colores 
un silencio azul, sin límites, donde la brisa huele a sal 
se encontró con una barca de color en la línea del horizonte

Ría de Pontevedra, puente de la A-9 y al fondo Puente de la Barca, en la orilla derecha Pontevedra.


 Un mar, un cielo, un verde aún se respira la luz
él ya regresa, no puede soportar demasiada realidad

una mirada atrás, el tiempo pasado y el futuro
a un extremo su azul que siempre está presente, al otro lado la tierra
..pero es hora de regresar......


4 may. 2011

El susurro de la muerte



Su corazón, ha dejado de latir, enfriado en ese agua del estanque,
se ha convertido en el otoño de su cuerpo. 
flores, pétalos, que han caído como el susurro de las hojas.
 

La soledad en su dolor, se mezclan hojas, flores y ramas
tejido de la luz del sol en el reflejo del agua
muerte de flores en dolorosa tristeza, arrojadas al suelo sin gritar


Una belleza fugitiva que  va dejando sus cuerpos marchitos, dolorosos y rotos
una imagen desgarradora, van perdiendo la forma, la sombra
flores que ahora se desvanecen.



El sonido de la muerte en primavera,  en los vientos que las han traído hasta aquí,
soplando a través de las ramas, ha cercenado sus vidas, 
Hubo un tiempo, florecer, luego caer....ahora...
......no hay lugar, ni tiempo, su mundo que estaba lleno de belleza, se desvanece

no habrá color, sonido, ni hora, ni la luz del día. 
La lluvia lenta, acariciando las quitó de las ramas, ahora huecos 
El susurro llegó, sin voz, susurrando en aire perfumado, suave y fresco con la lluvia
sin voz pero con la melodía de las gotas al caer,
flotaban en el aire hasta flotar en el agua.

3 may. 2011

Esperando


En las primeras horas de la tarde, en un parque cualquiera
cuando la tranquilidad es el camino elegido, 
ellas respiran de dentro a fuera, con calma, sin prisas,

hasta que las cosas pierden su nombre, no hay ni lugar ni tiempo
un momento, su momento lleno de conformidad,
una de ellas parece mirar, la otra piensa, reflexiona .
No hay color, no hay tiempo, no hay sonido 


2 may. 2011

Silencios




Cae la tarde, fragancia a flores en la brisa del parque
flores que en silencio abren sus pétalos hacia el cielo.
Una niña juega en su mundo de árboles, piedra, arena y flores,silencio...
Soledad de lo absoluto, inmensidad de arena,de flores, de naturaleza
el silencio invade la tarde,
una paloma con su a silencio,
una niña con su silencio...