Seguidores

10 ene. 2016

El tiempo es un niño que juega como un niño.


No es el tiempo el que envejece, somos nosotros. Pero el tiempo es vida, y la vida reside en el corazón.