Seguidores

12 jul. 2014

10 jul. 2014

Inflexión afectiva absolutamente singular


Cuando volvió a abrir los ojos, mucho rato más tarde de la sacudida del viento, todo había cambiado.
Los verdes eran más grises; sus ramas, más finas, más flexibles.
Por primera vez desde su llegada, sonreía su alma y despertaban su alegría.
Se abrió el camino a través de su resistencia.
Brotó su recuerdo:
-"No soportaría no poder tocarle. El resto del tiempo tenía la duda de, la sensación de que no le importaría no volver a verle.

No es cosa de moralidad sino de capacidad de resistencia.

6 jul. 2014

El mundo no es más que transformación


El deseo no implica nunca la mera posesión de algo, sino la transformación de ese algo.

No todos los deseos conducen a la libertad, pero la libertad es la experiencia de un deseo que se reconoce, se asume y se busca.



El deseo es una demanda: la exigencia de lo eterno, ahora. La libertad no constituye el cumplimiento de ese deseo, sino el reconocimiento
de su suprema importancia.

 John Berger