Seguidores

20 feb. 2014

El silencio detenido


Unos pocos años de juventud estrenada, una vieja bicicleta,
 en el silencio del muelle disfrutan sin saberlo de una belleza serena. 

Estaban ahí sentados a la sombra, observaban sin mirar más allá.
Arrugas profundas surcaban el espejo plateado de una mar en calma,
un mar que tenía el color del invierno.
Estaban ahí sentados, la mirada en sus ojos brillaba  llena de juventud. 
El sol se apagaba en la tarde, en un cielo arriba azul deshabitado sin movimientos en el aire.