Seguidores

27 nov. 2010

Su mundo


Aunque su mundo de fantasía era luminoso
las cosas de este mundo, brillan de otra manera.


Donde el establecía su mirada
ellos se alineaban mostrando la rodadura en su caminar.

Para él , el más elemental de los destellos
sería suficiente en su mundo de inocencia.

26 nov. 2010

Erguida.-

Torre del Homenaje, Castillo de San Felices de los Gallegos-Salamanca.
Permanece erguida, atrapada en sus secretos
tras una telaraña de cubiertas nubes y luz entrelazada. 

Uno de sus secretos es que... 
...tiempos atrás, para algunos era necesaria para sortear "tempestades"
cuando la luz caía, 
aquellos que necesitaban cobijo, 
en ella buscaban el refugio en la sombra.
Aunque dormida, se mantuvo hasta empapada con la luz.


Hoy en día quedo inmersa en lo cotidiano de nuestro mirar.

25 nov. 2010

Recuerdos del otoño.

Iglesia en la Plaza Mayor de San Felices de los Gallegos-Salamanca



El tiempo de las cosas perdura, es imborrable en ....
 .....un recuerdo, en una mirada, en un paseo, en una foto, en un día de otoño
unas pisadas solitarias en una plaza
El sol acaricia las esquinas.

24 nov. 2010

Sueños blancos

Mecido por el suave de su mirada.



Su sueño traía incontables copos blancos.




Ella, en cada mano extendida iba a recoger un copo de nieve
ella, ahí en la luz blanca de la nieve.




Ella ahí reflejándose todo por igual, siendo libre en su propia ilusión
 en su momento de felicidad.


Entre el blanco de la nieve
mientras el viento desvanecía los copos.


Para ver la perfección de lo imperfecto
siempre se requiere el cariño y la ternura.

21 nov. 2010

Saber mirar



Abrir comillasMira dos veces para ver lo justo, no mires más que una vez para ver lo bello.Cerrar comillas
AMIEL, Henri Frédéric  

Mundos enigmáticos

Cuando cae la tarde, en dorados colores sopla el viento
llega entonces la noche tejiendo azules
duermes en silencio a mi lado, intento alcanzar tus sueños.
Espero que cuando nos crucemos en uno de nuestros sueños
con los azules del alma de la noche y, con los destellos de las estrellas
reconozcas la luz de mis pupilas.

Mientras tanto seguiré inmóvil a tu lado
intentando conseguir el instante perfecto
para que me ofrezcas tu sueño
para saber tu nombre.