Seguidores

29 sept. 2012

La barca y la orilla dialogan a lo largo del día.


¿A qué piensas, barquilla, pobre ya cuna de mi edad primera, que cisne te conduzco a esta ribera? 
A cantar dulce, y a morirme luego. Si te perdona el fuego que mis huesos vinculan, en su orilla, tumba te bese el mar, vuelta la quilla. 

 Luis de Góngora

28 sept. 2012

Camino hacia la playa


27 sept. 2012

¡Qué triste y qué hermoso! Le daban ganas de llorar mansamente,


Mirada fija, las lágrimas corren por sus mejillas sin que experimente la necesidad de entornar los ojos. 
¿Qué le hará llorar así?. 

26 sept. 2012

25 sept. 2012

Hay quien cruza el bosque y sólo ve leña para el fuego.


Terror era el sentimiento que nos paralizaba a todos, en presencia de ese tocón. Que un día fue árbol junto a nosotros.
Nos invadía un estado de excitación, que no obedecía a la razónobservando la evidencia. 
                       En el aire que se filtraba entre las ramas, se respiraba un clima de terror. 
El corazón latiendo de prisa, intentando descubrir qué había sucedido. 
Su vida se había acabado, interrumpida, sesgada, cortada, pero su existencia seguía, se prolongaba sobre la hierba.
 Y aunque aquella existencia era menguada, el pensamiento que nos embargaba, de una muerte cercana nos dominaba, llenándonos de un espanto aterrador. Y...todos y cada uno de nosotros nos preguntábamos en silencio 

¿Cuando llegaría el momento?

Una puerta de ramajes y como cerradura un caracol.






A lo largo de las aceras brotaban flores verdes y azules, y la savia serpenteaba alrededor de sus frágiles tallos, haciendo un ligero mido húmedo como el beso de un caracol.
Boris Vian

24 sept. 2012

La libertad existe


Crecemos en grandeza a través de sueños. Todos los grandes hombres son soñadores. 
Ven cosas en la suave neblina de un día de primavera o en el rojo fuego de una larga tarde de invierno. 
Algunos de nosotros dejamos que estos grandes sueños mueran, pero otros los alimentan y protegen; los cuidan a través de malos días hasta que los traen al calor del sol y la luz que siempre viene a aquellos quienes sinceramente esperan que sus sueños se hagan realidad. 

 Woodrow Wilson