Seguidores

21 nov. 2013

La igualdad no es más que un eslogan

¡La doctrina de la igualdad!... 
Pero si no existe veneno más venenoso que ése: 
pues esa doctrina parece ser predicada por la justicia misma, mientras que es el final de la justicia...
"Igualdad para los iguales, desigualdad para los desiguales" 
- ése seria el verdadero discurso de la justicia: y, lo que de ahí se sigue,
 "no igualar jamás a los desiguales".

Friedrich Nietzsche