Seguidores

2 may. 2012

Jamás oirás de mis labios, un lamento...


Duele tener corazón de piedra!

Yo sé que el dolor del abandono es muy fuerte,

Yo sé que en las noches frías...
la añoranza viene...
Pero no puedo ir más allá...
La soledad no me abate,
yo sé y tengo como salir de ella,
Percibo que tu no lo consigues,
Y eso duele en ti!
Sin embargo, admite....duele más en mi..
y como duele... Duele demás saber de ti así... 



Catherine Roos

Comparte esta entrada

votar

13 comentarios:

Fernando Santos (Chana) dijo...

Excelente post....
Cumprimentos

alp dijo...

A veces es necesario tenerlo de piedra...yo por desgracia, no sé...un abarzo desde Murcia..seguimos...

Rafa Santander dijo...

Bonita entrada con unas bonitas palabras.
Un Saludo Enrique.

Un Mundo por descubrir

Anita AlRo dijo...

Muy muy buena imagen!! y bello poema...
saludos.

LUIS MIGUEL, MARIA JOSE dijo...

Pobres piedras, si tiene corazón...cuanto sufrimiento.
Pobres de nosotros, si tenemos el corazón de piedra...cuanto sufrimiento.
SAludos.

Dolors Reig Vilarrubla dijo...

Buena comparación del poema con la foto Enrique!. Espero que estés bien. Un abrazo.

Abilio dijo...

Hola Enrique, me has dejado de piedra, jajajaja.

Un abrazo

VENTANA DE FOTO dijo...

Tras mi escapada de varios días, me encuentro con unas cuantas entradas tuyas a cual mejor.

Unos cuantos días de viaje y ahora me encuentro todo de golpe.

Besos.
http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

ATENEA dijo...

Impresionante imagen. Se siente la frialdad de la piedra. Alejémonos de los corazones de piedra.
Abrazos!!!

Salomé Guadalupe Ingelmo dijo...

Por eso, cuando se han traspasado determinados territorios y se ha conseguido regresar con vida, uno tiene tanta necesidad de recordar a cuantos se sienten aún perdidos que siempre hay un camino. Besos.

Elena dijo...

Casi la puedes tocar, impresionante ver ese capitel de frio granito tan cerca.
Lamentablemente existen corazones inmensamente más frios que este capitel.
Un abrazo.

Juan Carlos dijo...

Me gusta como lo has aislado del entorno, con unas texturas muy buenas.

Los corazones de piedra no son corazones, son rocas, sin más.

Un abrazo.

Gelu dijo...

Capitel preñado de historia. Como sería el dueño de las manos que lo cinceló? Que pensaría? De donde sería?....
Las eternas preguntas que me hago cuando paro ante algo que rezume historia.
Linda.
Un abrazo.

Publicar un comentario