Seguidores

4 ago. 2010

Colorear

Pontevedra (28-06-10)
Pinceles que sobreviven oxidados, entre el papel y la imaginación, las ideas ya mojadas tienen poco que inventar,
sin embargo sigue habiendo mucho por pintar.
Las ideas viven a menudo confusas, un día de un color, otro de otros.
A veces no vale con borrar, a veces hay que pensar antes de hacer.
A veces simplemente hay que observar.
A veces no hay respuestas, ni tiempo.
A veces no vale con querer hacer las cosas bien.
A veces hay que esperar… Pero en el fondo todo es transitorio, todo pasa, todo vuelve al mismo sitio… Siempre hay un folio en blanco por donde empezar.

Comparte esta entrada

votar

0 comentarios:

Publicar un comentario