Seguidores

6 feb. 2013

Lo esencial surge con frecuencia al final


Me cobijaste hasta el final, soportaste el peso de mi tedio, y ahora me pregunto Pero...
 ¿cómo es posible alejarse de algo y regresar al mismo tiempo? 

Comparte esta entrada

votar

10 comentarios:

josep dijo...

Lo esencial es el principio y fin de todas las cosas. Excelente macro Enrique, me encanta la composición general y ... el B/N! .
Un abrazo

Bird Joss dijo...

Es dificil la pregunta, cuando te vas y despues vuelves es mas complicado empezar de cero, siempre hay algo de dolor y rencor, pero no es imposible... muy chula esta foto.... un abrazote Enrique.

Pat.mm dijo...

En fin, Enrique...eres un poeta. Tu frase me recuerda...MMM...No sé, la maternidad quizá? El fruto del castaño, cae y se aleja, pero luego está junto a su cáscara (no sé si se dice así).
me ha gustado mucho.
besos,

Anne dijo...

Oh gosh, I love your post :) Your blog is totally amazing too <3333
Love, Anna

www.fashionanna.com

Las Gemelas del Sur dijo...

La fotografía en blanco en negro le otorga a la frase un mayor protagonismo. Es precioso el conjunto.
Como anécdota te cuento que no supe que el fruto del castaño estaba envuelto en una cascara punchosa, hasta hace unos años en un viaje a Salamanca.

Besos.

Eloy Morales M dijo...

¡Cuántos días sin visitarte! Disculpa mi ausencia. Es una alegría volver por aquí y encontrarme tan bella estampa. ¡Un saludo!

Dolors Reig Vilarrubla dijo...

Hola Enrique, me gusta la reflexión que has hecho con la foto, esta hierba que parece que pincha, la que duele, es la que te hace pensar en lo dicho. Un abrazo y feliz fin de semana. Ánimos.

lurdes dijo...

Todos cuando fotografiamos un erizo de castaño lo hacemos en su color,pero tu has sabido darle un color especial.Me gusta.Un saludo

Remei dijo...

En tu preciosa fotografía está la respuesta querido amigo.
Me está gustando mucho los motivos de la naturaleza desprovistos de color, esta es una foto muy introspectiva, un placer disfrutarla.

Un abrazo Enrique.

Salomé Guadalupe Ingelmo dijo...

Y liberarlo de su cáscara puede llegar a ser, en efecto, bastante doloroso. Besos.

Publicar un comentario