Seguidores

28 nov. 2010

Un mundo a nuestros pies.


Sábado por la mañana, un paseo por un bosque de castaños, robles y, algún que otro eucalipto,  normalmente nos quedamos con lo que vemos a la altura de nuestros ojos, pero que mundo se desenvuelve a nuestros pies, vamos a descubrir un poco de lo que está ahí abajo...


El sendero parece que nos invita a adentrarnos en el bosque y observar, que no mirar, un poco más abajo, y descubrir un mundo de secretos, que son desvelados a los que observan de cerca.


Verdes frescos bañados por el rocío de la noche, en perlas de agua pura y cristalina que contrastan con el azul contaminante de algún plástico arrojado por un ser que se considera "superior, inteligente.."


Infinidad de verdes, de formas de texturas de colores..., parece que todo está en silencio, pero no es así, vida  frente a la muerte.



Unos pretenden destacar más que otros en colores y en alturas.


Otros explotan en verdes y blancos, buscando el sol radiante de la fresca mañana de noviembre.


Desde aquí los árboles se manifiestan majestuosos e inalcanzables, parecen en otra dimensión.



En alguna roca, surgen colonias de líquenes, de musgos, como piñas exultantes de clorofila.


Multitudes en su conjunto, parecen abrir innumerables palmas hacia arriba, ya que en su mundo el infinito parece cuestión de altura.


Esa luz que queda lejana, intentando abrirse camino entre las hojas y las ramas de los árboles, bañando de sol y sombras el suelo del bosque.


Este diminuto mundo se eleva intentando captar esa luz, que se cuela entre el murmullo de las hojas y el colorido ocre del bosque en otoño.


Incluso para los más pequeños, para los atrapados en las piedras, las sombras y las humedades, no son más que otra faceta de su luz, discerniendo sus destellos entre las sombras.


El más leve destello de luz, para ellos es suficiente, y parecen agradecerlo descansando en su sombra


Parece insignificante pero su vulnerabilidad es indestructible, y todas estas diminutos seres se bañan en el resplandor de la luz.



Su vida parece mostrar incontables soles 


No era otra cosa que dejara huella, sino que en este mundo todo se ofrece.



Un mundo de maneras y formas diminutas y suaves, delicadas a su vez, con un perfecto orden y quietud, con una misión concreta.



Por eso se requiere un mayor cuidado, para que cada cosa pueda permanecer en su sitio, y perdido para el mundo se convierta en su mundo. 


Comparte esta entrada

votar

14 comentarios:

ñOCO Le bOLO dijo...


· Es un agradable paseo con una interesante mirada. Desde la rica castaña al humilde tojo, todo está esperando nuestra atención.

· Saludos

CR & LMA
________________________________
·

Levonne dijo...

You are really getting into your environment!

Jesús dijo...

Buen reportaje fotografico sobre la naturaleza,bonito paseo por el bosque.

Saludos.

Mª Angeles y Jose dijo...

Muy bonita colección...

Me gusta mucho como las hojas de las primeras fotos nos conducen hacia la arboleda...

Besos

Johnny dijo...

Veo que has estado un buen rato disfrutando de la naturaleza y la fotografia con la mirada muy atenta. Bien hecho.Buenas tomas¡¡¡¡
Saludos

Elena dijo...

Nos demuestras con estas tomas que además de haber infinidad de mundos cada uno cumple una misión, que lástima que el ser humano no respete en algunos casos lo que tiene a su alrededor. Un fuerte abrazo.

MiMundo dijo...

...todo se ofrece...bonito paseo y hermosa tu exposición de la VIDA...¡me gusta! con tus bonitas imágenes y bellas palabras me has transmitido mucha positividad...ha sido una suerte pasarme por aquí...saludos...

Juan Carlos dijo...

Madre mía... nos has enseñado el suelo otoñal con todo detalle. Todo un paseo por los campos húmedos.

Mahon dijo...

all your photos are superb !
I like the perspective of the No. 2 and No. 3, are my favorite ! bravo for this beautiful serie !!

Bye :))

Barbara dijo...

Wonderful images...

Enrique G.A. dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios.
Saludos.

Catarina dijo...

Interesante todo lo que nos muestras, bonitas imagenes a ras de suelo, buen post...un abrazo

Carlos Rivera Fotógrafo de Guayaquil dijo...

Hola Enrique, tienes un blog con fotos muy buenas... me ha llamado mucho la atención y te sigo desde ya amigo. Saludos desde Guayaquil Ecuador

Anónimo dijo...

Es evidente que hay mucho que aprender acerca de esto. Creo que hizo algunas cosas buenas en características también. Sigue trabajando, gran trabajo!

Publicar un comentario